pray away netflixPray Away: el documental de Netflix que revela el impacto religioso y político de las terapias de conversión

 

01.Nov.2021. Activismo. En 1976 se fundó en EEUU el ministerio cristiano conservador Exodus International, el cual ha sido una de las organizaciones más influyentes en la promoción de prácticas anti-LGBTQ por varias décadas.

 

El documental de Netflix ‘Pray Away: La cruz dentro del clóset’ o ‘Pray Away: reza y dejarás de ser gay’ muestra entrevistas del pasado y entrevistas actuales de aquellos líderes y dirigentes arrepentidos del disuelto grupo estadounidense Exodus International. Dale un vistazo al tráiler de este interesante documental sobre el llamado movimiento ‘exgay´ que promovía la ‘terapia de conversión’ para cambiar la orientación sexual o la identidad de género de las personas.

 

Tráiler del documental Pray Away

 

¿Se puede dejar de ser gay? ¿Se puede dejar de ser lesbiana?

A medida que transcurre el documental, se puede verificar cómo esta organización era fundada por homosexuales religiosos que en líneas generales, estaban convencidos en la necesidad de cambio para complacer normas sociales y políticas, porque su fe, entorno o circunstancias, les hacia creer que eran malas personas.

 

La idea surgió en forma de grupo de apoyo dentro de una iglesia, pero en lugar de promover un espacio donde compartir sentimientos y frustraciones, se transformó en un sitio donde creían que Dios podía cambiarles. La idea se propagó, desembocando en la fundación de Exodus y en su mensaje de que el cambio era posible a base de estudio de la Biblia, modificación del comportamiento y psicoterapia.

 

Pray Away John Paulk

John Paulk, ex vicepresidente de de Exodus, ahora en la actualidad.

 

John Paulk, el vicepresidente de Exodus en aquella época, aseguraba haber conseguido el cambio gracias a la metodología, luego de haber conocido a una mujer "exlesbiana" dentro de la organización con quien se había casado y formado una familia. Hoy, décadas más tarde, esa misma persona denuncia aquel mensaje que promovió, arrepentido por el dolor causado a quienes veían en él un modelo a seguir. En la actualidad, John vive con su marido.

 

En el documental también aparece Julie Rodgers, sobreviviente de la ‘terapia de conversión’ y ex-portavoz de Exodus, quien en el filme está en las vísperas de celebrar su matrimonio con otra mujer, mientras recuerda los años de sufrimiento que soportó negando su verdadera naturaleza de lesbiana.

 

Pray Away Julie Rodgers

Julie Rodgers junto a su pareja.

 

Pray Away muestra a Yvette Cantu Schneider quien fue una de las principales activistas antigay en las décadas de 1990 y 2000, presentándose en talk shows e informativos como una “exlesbiana”, se unió a Exodus en 2008 para hacer campaña por la Proposición 8, que era una ley que prohibía el matrimonio de personas del mismo sexo con la cual estallaron protestas masivas. Yvette se confiesa bisexual, mientras se muestra arrepentida de aquella época.

 

También se entrevista a Randy Thomas, ex-vicepresidente de Exodus, quien recuerda sus sentimientos encontrados cuando en California se aprobó la Proposición 8. “Era mi comunidad tomando las calles, en luto… y una voz interior me decía ‘¿cómo pudiste hacerle esto a tu propia gente?”. Afortunadamente, la Proposición 8 fue declarada inconstitucional en el 2010, y resultó efectivamente revocada en el año 2013.

 

Pray Away Yvette Cantu Schneider

Yvette Cantu Schneider, antigua representante del movimiento "ex-gay".

 

A través de los años, varios miembros abandonaron la organización, incluido su presidente, Alan Chambers, quien en el 2013 cerró Exodus tras denunciar que la terapia de conversión no funcionaba y era dañina, reconociendo públicamente que la homosexualidad no podía “curarse”. Sin embargo, de acuerdo con algunos medios, Exodus todavía tiene presencia en América Latina, con oficinas en Brasil y México.

 

‘Pray Away’ es también una alerta porque muestra la influencia política que alcanzaron Exodus y grupos similares. Fue suficiente con trabajar con aliados conservadores a lo largo de varios gobiernos, con la intención de llevar su agenda a Washington y crear una potente barrera contra iniciativas como el matrimonio igualitario

 

El documental Pray Away, estrenado en Netflix el pasado 03 de agosto, fue dirigido por Kristine Stolakis y lleva el sello de producción de Ryan Murphy a quien conocemos por ser creador de series como GLEEAmerican Horror StoryHollywood, entre otras. 

 

Pray Away Randy Thomas 

Randy Thomas,  ex-vicepresidente de Exodus, quien también aparece en el filme.

 

Para sorpresa de algunos, el documental no tiene un final tranquilizador. Las ‘terapias de conversión’ no han desaparecido ni en EEUU ni en otros lugares. Desde un principio, ‘Pray Away’ expone que estas actividades siguen muy presentes. De hecho, el documental comienza y termina con Jeffrey McCall, una persona que se define a sí misma como ‘extrans’ y fanática de las ‘terapias de conversión’, asegurando que se puede cambiar la identidad trans y la homosexualidad mediante la oración (pray away)

 

Magdiel J. Sevilla

@magdieljsevilla

 

Recomendamos ver también: 

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER. 


Pin It