Campaña publicitaria para gays subvencionada por el gobierno español aprueba el uso de drogas

 

25.Feb.2017. Opinión. Antonio está próximo a cumplir los 30 años. Es español, profesional, independiente, bien parecido y gay. Aun no está muy claro de si quiere pareja o sólo busca sexo pero lo cierto es que se ha descargado varias aplicaciones de ligue porque quiere conocer a alguien. Antonio cree que la única forma de hacerlo es a través de estas App.

 

A Antonio no le gustan las drogas pero está consciente de que hay muchas de ellas en el medio: discotecas, bares, macro-fiestas, etc. Últimamente, ha descartado diferentes perfiles de personas. Y es que, se ha dado cuenta, tristemente, de que existen hombres para quienes es imprescindible consumir algún tipo de drogas mientras tienen sexo.

 

Pero lo anterior no es lo que más ha sorprendido a Antonio. Lo que ha superado su capacidad de asombro es que recientemente entró en una de sus aplicaciones y se encontró con una publicidad subvencionada por el gobierno español en la que se aprueba el uso de drogas.

 

¿Sexo esporádico o adicción?

De acuerdo con la periodista Pilar Arranz, todo comenzó con 'Grindr', una herramienta que usan los gays para conocer a gente y que luego se ha trasladado al mundo heterosexual con Tinder, obteniendo de inmediato el mismo éxito.

 

Con estas aplicaciones se puede localizar personas que se encuentren cerca. Para iniciar una conversación, sólo bastan unas cuántas fotos y un intercambio de mensajes que puede ser tan básico como "Hola... sexo?".

 

Entre los gays, puede que surja otra pregunta: "¿Activo o pasivo?". Luego de allí, puede haber una cita para conocerse, aunque no es lo común. Lo usual es que alguna de las partes exija fotos desnudo (por aquello de "saber lo que hay en el menú"), saltarse el paso de la cita e ir directamente al grano: una mañana, tarde o noche de sexo. Para muchos se trata de "un consumo compulsivo de personas como quien fuma un cigarro tras otro". 

 

Nadie quiere darse tiempo para conocer al otro. No hay tiempo, ni ganas, de descubrir si la persona que se encuentra al otro lado posee sus mismos gustos musicales, si prefiere el teatro o el cine; basta una atracción física para que se lleve a cabo un encuentro sexual y, en la mayoría de los casos, todo termina con un "si te he visto no me acuerdo, que tengo a siete como tú esperando".

 

Pero ahora se ha añadido un ingrediente adicional: las drogas. Todo comenzó con el popper, narcótico que se ha convertido de un tiempo a acá en el tercer participante en muchos "revolcones gays". Su principal mecanismo de acción es relajar los músculos lisos, incluyendo los de los vasos sanguíneos, ocasionando una baja de la presión arterial y aumento del ritmo cardíaco, resultando en una sensación de calor y euforia que es breve, ya que no llega a durar más de un par de minutos. A esta droga se le atribuyen "grandes hazañas sexuales y una desinhibición absoluta".

 

Una vez allí, había que buscar "emociones más fuertes". Entonces se abrió el abanico de drogas para disfrutar del sexo... "¿Y por qué tener sexo con una sola persona si se puede tener sexo con varias al mismo tiempo?"... y así fue como aparecieron las fiestas de sexo y drogas o como se le llama en gran Bretaña, ChemsexEn España suele llamarse "sesión" o "colocón".

 

 

¿Es necesaria una campaña para alertar al público gay?  

Estas fiestas sexuales en las que se consumen drogas son de alto riesgo. El objetivo final de ellas consiste en tener sexo lo más placentero y durante tanto tiempo como sea posible. Pueden ser horas como también pueden ser días. Sin control. Sin límite. Sin condones.

 

Este fenómeno está siendo analizado en Gran Bretaña por las autoridades sanitarias. Existe el temor de que conlleve un repunte del contagio de virus del sida, sobre todo entre los jóvenes. Además supone una posible vía de contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

 

Afortunadamente, estas fiestas sexuales con drogas, chemsex, colocones o sesiones no son la opción de ocio nocturno más común entre la comunidad gay. Aunque existen estas fiestas en Madrid, Barcelona y otras ciudades importantes de España, aun son residuales.

 

Sin embargo la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) decidió abordar el problema y con el apoyo o subvención del gobierno español decidieron publicar un video para aconsejar a quienes van a estas fiestasEn el mismo se muestra a un hombre que se prepara para ir a una "chemsex" o "sesión" y para ello, llena un "check list" en el que se encuentran las siguientes recomendaciones:

 

  • Espaciar las sesiones
  • Conocer las características de las sustancias
  • Conocer las mezclas
  • Espaciar las dosis en la fiesta
  • Dividir los gramos
  • No compartir el rulo (el rulo es el artilugio que se utiliza para esnifar la droga)
  • Utilizar jeringuillas nuevas en cada actividad
  • Utilizar preservativos y lubricante

 

El video termina con la imagen del mismo hombre recogiendo un envoltorio en el que parece llevar drogas, junto con el siguiente mensaje: "Disfruta del sexo, reduce riesgos".

 

¿El gobierno español habrá acertado con esta iniciativa?

Aunque se sabe que las chemsex, sesiones o colocones no son un problema de salud pública en España ni hay indicios para que pronto lo sean, puede ser asertivo comenzar desde ya una campaña de concientización.

 

Muchos doctores que promueven la Medicina Preventiva, enseñan que "la gente debe ser libre para elegir, pero es deber de cada médico el informar y proteger contra elecciones que no se piensan mucho y que son dañinas. Sin forzar". Sin embargo, el video realizado por la FELGTB y subvencionado por el gobierno español a través de la Secretaría del Plan Nacional sobre Sida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, nos muestra una persona que ya eligió y que modifica su comportamiento en estas fiestas sexuales, sin saber los riesgos que puede tener al asistir a ese tipo de fiestas.

 

En su lugar, el hombre llena una "check list" en la que se plantean algunas interrogantes adicionales:

 

  • Espaciar las sesiones: ¿Cuántas sesiones al mes son recomendadas? ¿Una? ¿Cinco? ¿Diez? ¿Veinte?
  • Conocer las características de las sustancias: ¿Dónde se puede informar el usuario de ellas? ¿Qué sustancias son válidas?
  • Conocer las mezclas: ¿Dónde se puede acceder a este tipo de información? ¿Qué mezclas son válidas?
  • Espaciar las dosis en la fiesta: ¿Cuántas dosis por fiesta se recomiendan? ¿Una? ¿Tres? ¿Cinco? ¿Diez?
  • Dividir los gramos: ¿Cómo se realiza esta división? ¿Dónde se puede aprender a dividir los gramos?
  • No compartir el rulo: ¿Por qué no compartir el rulo? ¿No es inofesivo? ¿Antes de leer este artículo sabías lo que era un "rulo"? 
  • Utilizar jeringuillas nuevas en cada actividad: ¿Por qué no compartir jeringuillas siendo tan caras? ¿Puede el gobierno suministrar dispensadores de jeringuillas en lugares públicos tal y como existen de condones? 
  • Utilizar preservativos y lubricante: OK

 

 

Se puede pensar que el video de FELGTB no tuvo largo alcance. Sin embargo, el video fue publicado en la versión web del diario español 'El Mundo' (www.elmundo.es), como parte del artículo titulado "La peligrosa moda del ChemSex", escrito por Elena Mengual (@elenamengual) quien por cierto, no hizo ninguna referencia a dicho video. A la fecha de hoy, el video en Youtube supera las treinta mil visitas.

 

En este momento, nos preguntamos sobre la posición que tienen sobre el video la Secretaría del Plan Nacional sobre Sida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como otras personalidades del gobierno español. Como también nos preguntamos cómo es percibido por las nuevas generaciones, por las personas que consumen drogas, por las personas que van a estas fiestas sexuales, por las personas que luchan por desintoxicarse, por las personas que han perdido familiares por el abuso de drogas, por las personas que son gays y no usan drogas, etc.

 

Quizás se perdió una buena oportunidad para abordar necesidades reales del colectivo gay, en lugar de las destinadas a satisfacer algunos deseos de los sentidos, que por cierto, pueden volverse muy destructivas.

 

Lo que sabemos es que Antonio se pregunta si pronto serán legales las drogas en España porque para él, luego de ver el video, está claro que el mensaje que intentaron decir es: "Disfruta del sexo, disfruta de las drogas, reduce riesgos".

 

Isaac Nathan Bloom

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER. 


 

Pin It