ciclista guapo con equipo adecuadoLos 10 mandamientos para ciclistas principiantes

 

27.Oct.2018. Deporte. El ciclista italiano Guglielmo (Willy) Mulonia, quien en el 2001, decidió embarcarse en una aventura de dos años recorriendo el continente americano desde la Patagonia hasta Alaska, nos cuenta que la bicicleta no es sólo un deporte y un medio de transporte, sino que además es una forma de vida ya que "puede convertirse en una auténtica terapia que puede reportar muchísimos beneficios, tanto físicos, como psíquicos". 

 

Desde entonces su trabajo, su mundo y sus pasiones tienen un elemento común, la bicicleta, a bordo de la cual ya ha recorrido miles de kilómetros acompañando a otros ciclistas por el Himalaya, Australia, África y Asia, America del Norte y del Sur, argumenta. Nadie mejor que él para aconsejar qué deben hacer y evitar aquellos que quieran comenzar a pedalear, a quienes propone Los 10 mandamientos para ciclistas principiantes.

 

1. Comienza de verdad

Parece algo obvio pero realmente no lo es. Muchísima gente sigue diciendo "como me gustaría"... Y se quedan en esa reflexión. Y el tiempo se lleva su intención.

 

Si de verdad deseas comenzar a darle a la bici, el mejor momento es ahora. El primer paso para comenzar a andar en bici es imaginarse la sensación de libertad que puede dar el uso de este vehículo, lo cual ya está aportando algo de bienestar. Si aún no has comenzado, es hora de hacerlo ya y recuperar el tiempo perdido.

 

ir en bici es uno de los mejores deportes

 

2. Busca "una" bicicleta o... "La" bicicleta...

Para dar un paseo, "una" bicicleta, o en otras palabras, cualquier bicicleta, te servirá a tus propósitos.

 

Por otro lado, si ya tienes claro qué tipo de ciclismo quieres practicar, entonces debes buscar "la" bicicleta, es decir, la que más se adapta al nivel que tienes y la práctica que has elegido: la bici urbana (ciudad), la mountain bike (mtb) o la bici de carretera.

 

Salir de compra al mercado con la cesta colgando del manillar, también es una opción válida. Lo importante es comenzar a familiarizarse con la bici. Y descubrirá que muy pronto deseará saber más sobre esta práctica.

 

3. Conecta con tu infancia

A veces no nos damos cuenta de que la bici ha sido, cuando éramos niños, el primer instrumento que nos permitió ampliar nuestros conocimientos más allá de lo que solíamos saber cuando íbamos andando. Muchas veces, lo que veíamos fugazmente, subidos a sus dos ruedas, quedaba envuelto en un poco de misterio.

 

Nuestros primeros viajes en bici, propia o prestada, nos ha permitido alcanzar metas que hasta aquel momento nos eran desconocidas, y demasiado lejanas para conseguirlas andando.

 

Pedalear, ya siendo jóvenes o adultos, nos permite recuperar aquella sensación de descubrimiento y aventura de nuestra niñez.

 

ciclista Guglielmo Willy Mulonia

Ciclista Guglielmo (Willy) Mulonia

 

4. Compra una bici con sentido común

De entrada no hace falta gastarse dinero para disponer de una bicicleta. Todo el mundo conoce a alguien que podría prestársela. Y practicar con una bici prestada es suficiente para comenzar.

 

Si optas por adquirir una bici, no es necesario que sea una que esté a la última moda tecnológica o sea tipo ëlife styleí. Lo más importante es que la bicicleta sea funcional y segura.

 

Aunque también es importante alimentar las pasiones -y la bicicleta es una de ellas- no hay que caer en el error de comprarse una "super-bici" solo para enseñársela a los amigos. Hay que dejarse guiar por el buen sentido común, y por la situación económica de cada uno.

 

5. Evita obsesionarte

Te darás cuenta de que con el paso del tiempo, sobre el primer año, tus capacidades irán en aumento, al igual que tu necesidad de una bicicleta más ajustada a las nuevas exigencias que vayas tomando.

 

Una vez que nace, la pasión por la bici es casi irrefrenable y, de inmediato, se mira lo mejor que ofrece el mercado, comprando revistas o navegando en la infinidad de webs dedicadas al ciclismo, y se observa lo que usan los profesionales.

 

De nuevo hay que aplicar el sentido común. Más importante que querer emular a los corredores del Tour de Francia o comprar el modelo que todavía nadie tiene, es que la bici en la que te montas sea eficaz y utilizable de verdad.

 

bici en grupo de ciclistas

 

6. Usa casco sí o sí

Hay que llevar una adecuada protección en la cabeza incluso en las subidas. Conozco decenas de anécdotas de gente que se ha caído en una subida, pedaleando a una velocidad muy lenta y que, sin embargo, ha sufrido serios golpes.

 

¿El casco molesta? ¿Es incómodo porque hace calor? ¿Si uno se pone se despeina? Son todas excusas. Hay que ponerse siempre el casco, no solo para asegurarse de cumplir la normas de seguridad, sino para proteger la propia integridad física y ahorrarse lesiones.

 

7. Ten paciencia... mucha paciencia

Empezar a pedalear con entusiasmo es bastante fácil... Lo difícil es seguir adelante y perseverar.

 

La constancia depende mucho de cuáles son los objetivos de la persona, pero es imprescindible ser constantes para conseguir cualquier meta en la vida, al igual que tener paciencia. Lleva tiempo conseguir progresos.

 

Además, la bicicleta puede ser "rencorosa" y no se olvida nunca de que se la abandona. En cuanto se la descuida "pasa factura" en la salida siguiente, en forma de averías por falta de mantenimiento del vehículo, o de pérdida de la forma física, en el caso de su usuario.

 

hombre en una ruta de bici

 

8. Aprende un poco de mecánica básica

No siempre coincidirás con tus amig@s, quienes han estado presentes para aconsejarte y acompañarte en tus primeras "aventuras", y ayudarte a arreglar un pinchazo o un salto de cadena.

 

¿Qué pasa si te apetece montar en bici un día de la semana, que al no ser el clásico sábado o domingo te obligue a salir sin la compañía de nadie más, y sufres un pinchazo o avería? No basta con tener una cámara nueva, un bombín y herramientas, si no se saben utilizar.

 

Aprender a arreglar la bici de antemano lleva un poco de tiempo, pero es una de las cosas a tener en cuenta para poder disfrutar de las salidas "en compañía de uno mismo".

 

9. Comienza de verdad

Cuando se sale a dar una vuelta con la bici, hay que beber cada 15 minutos un sorbo y, después de una hora y media de estar fuera, hay que empezar a comer algo cada 30-40 minutos.

 

No hace falta recurrir a las barritas energéticas ni a las bebidas "iso", "hiper" o "súper" tónicas. La comida y bebida que se tiene en casa es igualmente válida y cuesta mucho menos.

 

Son recomendables los frutos secos (higos, dátiles) pero también sirven los plátanos/cambures/bananas, galletas o panecillos con mermelada. La bebida ideal es: agua con miel, limón y un poco de bicarbonato sódico.

 

chica en bici

 

10. Pon tu el límite

Los límites siempre estarán ahí esperando a cada ser humano, quien siempre tendrá la oportunidad de conocerlos, explorarlos y rebasarlos.

 

Algunos ciclistas los establecerán en los alrededores de dónde vives o en "aquellas montañas que se ven a lo lejos". Otros aprovecharán las dos ruedas para conocer mejor su propio país y los vecinos. Algunos incluso querrán descubrir países lejanos y otras culturas.

 

Andar en bici permite descubrir y superar los límites geográficos, pero sobre todo posibilita conocerse mejor a uno mismo y así poder vivir mejor sobre dos ruedas.

Isaac Nathan Bloom

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


 

Pin It