hombreatractivo2615 Hábitos de gente mentalmente fuerte

 

06.Ago.2018. Tips. Todos hemos alcan­zado ese punto cru­cial en nues­tra vida donde nuestra fuerza mental es puesta a prueba. Puede ser un amigo o com­pañero tóx­ico, un tra­bajo que detes­tas o una relación con­flic­tiva. Cualquiera que sea el reto, tienes que ser fuerte, debes cam­biar la forma de analizar las cosas y tomar deci­siones si deseas superar estas situa­ciones exitosamente.

 

Dale un vistazo a estos 15 Hábitos de gente mentalmente fuerte.

 

  • 1. Son emocionalmente inteligentes

Saben cómo reaccionar ante situaciones en las que el resto de los mortales podríamos explotar o saltar por los aires.

 

Calma, amigo. Tú no puedes ser men­tal­mente fuerte sin tener la habil­i­dad para enten­der y tol­erar emo­ciones neg­a­ti­vas, y luego hacer algo con ellas. Aque­l­los momen­tos que están probando tu for­t­aleza men­tal, al final, están probando tu inteligen­cia emo­cional.

 

  • 2. Confían en sí mismos

chicaLa creencia en nosotros mismos es decisiva, así lo demostraba Henry Ford, "Puedes pensar que puedes hacerlo o no, siempre estarás en lo correcto".

 

La ver­dadera con­fi­anza, a difer­en­cia de esa que uti­liza la gente para camu­flar sus inse­guri­dades y temores, tiene su propia mirada. La gente men­tal­mente fuerte tiene una ven­taja sobre el resto de per­sonas, que descon­fían y que sien­ten miedo, ya que su seguri­dad inspira a los demás y los ayuda a que las cosas se hagan realidad.

 

  • 3. Neutralizan a la gente tóxica

Saben de quién pueden rodearse. Entienden que el éxito y la estabilidad mental pasa por quienes elegimos para pasar más tiempo con nosotros.

  

Lidiar con per­sonas difí­ciles es frus­trante y ago­ta­dor para la may­oría. A difer­en­cia del resto, las per­sonas men­tal­mente fuertes logran mane­jar sus rela­ciones con per­sonas tóx­i­cas man­te­niendo sus emo­ciones con­tro­ladas: cuando ellos deben con­frontar una per­sona tóx­ica, lo hacen de una forma racional; logran iden­ti­ficar sus emo­ciones y no per­miten que la rabia ni la frus­tración se adueñe de la situación. De igual forma, ellos son capaces de iden­ti­ficar pun­tos en común y desde allí ofre­cer solu­ciones al problema.

 

  • 4. Abrazan el cambio y no temen a nuevos modelos vida o trabajo

Son mentes abiertas que no dudarían en cambiar si creen que algo no funciona correctamente.

 

Las per­sonas que son men­tal­mente fuertes tienen la habil­i­dad de ser flex­i­bles y estar con­stan­te­mente adap­tán­dose. Ellos entien­den que el miedo es un sen­timiento que par­al­iza, y una ame­naza para su éxito y feli­ci­dad; así que ellos deci­dieron salir a bus­car el cam­bio que se aprox­ima y desar­rol­laron un plan que se ajuste a dichos cambios.

 

No esperes hacer una y otra vez la misma activi­dad y esperar que los resul­ta­dos sean distintos.

 

  • 5. Saben decir "no"

Lo que les reduce el estrés que sufrimos el resto cuando no podemos evitar asentir ante todo. Las per­sonas men­tal­mente fuertes saben que decir “no” es sano, y tienen la autoes­tima y pre­cau­ción para ser lo más claros posi­bles desde un principio.

morenazo 

  • 6. Saben que el miedo es la principal fuente de arrepentimiento

Al final de tus días te arrepen­tirás más por las deci­siones que no tomaste, que por aque­l­las que te con­du­jeron al fra­caso en tu vida. No temas tomar ries­gos y asumir la vida activamente.

 

Si no arriesgas no ganas, es un hecho.

 

  • 7. Aceptan el fracaso

Ser men­tal­mente fuerte sig­nifica enten­der que el camino hacia el éxito está cubierto de fra­ca­sos. Ninguna per­sona que alcanzó el éxito, lo hizo sin antes vivir y asumir el fra­caso. De hecho, recono­cer que estás equiv­o­cado te ayuda a encam­i­narte en el camino hacia el éxito.

 

El fracaso es una lección de la qué aprender, algo sabio que evitará depresiones innecesarias.

 

  • 8. No viven atormentadas por los problemas

Tener una men­tal­i­dad fuerte implica saber que depen­di­endo dónde enfo­cas tu aten­ción, allí se definirán tus emo­ciones. Cuando, por ejem­plo, solo pien­sas en los prob­le­mas que estás enfrentando, automáti­ca­mente estás cre­ando y pro­lo­gando tus emo­ciones neg­a­ti­vas y el estrés, situación que afecta tu rendimiento. Ahora, cuando te enfo­cas en las acciones por mejo­rar y en las cir­cun­stan­cias actuales, estás cre­ando un sen­timiento per­sonal de efi­ca­cia, el cual pro­duce emo­ciones pos­i­ti­vas y mejora tu rendimiento.

 

Las per­sonas men­tal­mente fuertes se dis­tan­cian de sus errores, pero nunca se olvi­dan de ellos; al man­tener una dis­tan­cia de ellos, pero con la posi­bil­i­dad de ref­er­en­cia­r­los, ellos están cre­ando un camino basado en fra­ca­sos que con­duce hacia el éxito.

 

  • 9. No permiten que nadie limite su capacidad de disfrutar de la vida

Cuando tu placer y sat­is­fac­ción consiste en com­para­rte con los demás, has dejado de tener el con­trol de tu propia feli­ci­dad. Cuando una per­sona es men­tal­mente fuerte y se siente bien por algo que ha hecho, esta per­sona no per­mite que los comen­tar­ios o críti­cas de los demás les arrebate la sat­is­fac­ción del deber cumplido.

 

Saben que la alegría es la fuente de vitalidad más importante.

dos chicas

 

  • 10. No limitan la felicidad del resto

Si quieres ser men­tal­mente fuerte debes dejar de juz­gar a cada per­sona que se cruza por tu camino, y enten­der que cada per­sona tiene algo para ofre­cer. Para sen­tirte bien con­tigo mismo no tienes porqué bajar de cat­e­goría o estigma­ti­zar a la gente que tienes alrededor.

  

Com­para­rte con los demás es lim­i­tarte: los celos, el resen­timiento y la envidia te están aca­bando en vida, te qui­tan energía que podrías uti­lizar para activi­dades más pro­duc­ti­vas que una sim­ple crítica. Las per­sonas con una men­tal­i­dad fuerte no gas­tan su tiempo ni energía com­para­ndo per­sonas ni definiendo si cumplen con sus “altos están­dares” de calidad.

 

Saben que es un trato entre dos, vive y deja vivir.

 

  • 11. Ejercitan su cuerpo y mente

Hacer ejercicio te hace más competente social, intelectual y atléticamente. La salud mental no solo es ser feliz, sino sentirse bien físicamente.

 

  • 12. Duermen lo suficiente

Nunca se podrá exagerar cuando se habla de la impor­tan­cia del dormir para tu for­t­aleza men­tal. Cuando duer­mes, tu cere­bro remueve pro­teí­nas tóx­i­cas, que son pro­ducto de tu estado nat­ural de estar despierto. Desafor­tu­nada­mente, tu cere­bro úni­ca­mente puede quitar­las de man­era ade­cuada cuando estás dur­miendo, y si tú decides hac­erlo poco, éste nunca ten­drá el tiempo sufi­ciente para hac­erlo; con­se­cuente­mente no podrás pen­sar bien debido a la pres­en­cia de estas tox­i­nas, algo que ni el café puede solucionar.

 

Si quieres ser men­tal­mente fuerte debes saber de la impor­tan­cia del auto­con­trol, del enfoque y la memo­ria, y que decides no dormir lo sufi­cien­te­mente bien, estas fun­ciones no podrán desar­rol­larse óptimamente.lgo que la población parece olvidar y no llevar a cabo. Unas ocho horas diarias son más que suficientes para alguien joven.

 

  • 13. Limitan su ingesta de cafeína

Tomar can­ti­dades exce­si­vas de cafeína activa la lib­eración de adren­a­lina en tu cuerpo, la fuente de tu mecan­ismo de “pelea”. Este mecan­ismo se sobre­pone a tu pen­samiento racional bus­cando una respuesta mucho ráp­ida y así lograr sobre­vivir. Esto es grandioso cuando te está per­sigu­iendo un oso, no cuando debes tomar deci­siones importantes.

jovenes2

 

  • 14. No esperan una disculpa para perdonar

Saber que la vida es mucho más sim­ple y pla­cen­tera cuando apren­des a per­donar,  y olvi­das situa­ciones neg­a­ti­vas, a pesar de que nunca te hayan pedido perdón, es una acti­tud de una per­sona men­tal­mente fuerte. Recor­dar even­tos pasa­dos que te hicieron daño, no solo te trae malos recuer­dos, sino que afecta tu feli­ci­dad pre­sente. El odio y el ren­cor son parási­tos emo­cionales que le qui­tan el dis­frute a la vida.

 

Debes saber que car­gar con resen­timien­tos te lleva a vivir con estrés, afecta tu man­era de asumir las cosas, y te enferma tanto men­tal como físi­ca­mente. Cuando apren­des a per­donar, esto no sig­nifica que olvi­daste sus acciones, sim­ple­mente que te lib­eraste de ser su víc­tima para siempre.

 

  • 15. Son impecablemente positivos

Enciende el tele­vi­sor por quince min­u­tos y verás que todo se limita a la actu­al­i­dad de las guer­ras en el mundo, ataques vio­len­tos, economías al borde de la quiebra, com­pañías no cumpliendo expec­ta­ti­vas, desas­tres ambientales…Con este tipo de con­tenido es muy fácil pen­sar que este mundo va en caída libre.

 

Y hasta puede ser cierto, pero las per­sonas men­tal­mente fuertes no se cen­tran en lo que no pueden con­tro­lar. En vez de estar pen­sando que tan triste está todo, qué tan com­pli­cado esta la situación actual, ellos deci­den enfo­carse en lo que sí pueden mejorar.

 

Recuerda que no se nace siendo men­tal­mente fuerte, este es un hábito que puede ser apren­dido y disfrutado.

 

Artículo publicado en el sitio web www.emprendiendohistorias.com.

Para ver el material original puedes hacer click aquí.

 

 

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It