hombre activo o pasivoTest para saber qué tan malo eres en la cama

 

28.Jun.2020. Tests. Ser analfabeta sexual o MALA CAMA es una condición de muchos hombres que hay por allí. No discrimina raza, religión ni condición social.

 

Si bien ya hemos abordado un Test para detectar qué tan bueno eres en la cama, en esta oportunidad queremos enfocar este test a qué tan malo eres en la cama. Porque si otros chicos (y chicas) no quieren repetir contigo, por algo será.

 

Factores que explican por qué hay hombres que son muy malos en la cama

De acuerdo con algunas personas, factores como la educación, la religión, el entorno, unos padres frustrados y cerrados a conversar abiertamente de sexualidad con sus hijos, son determinantes en la formación de personas con muy poca pericia sexual. Por otro lado, las películas para adultos que todos disfrutamos, han distorsionado un poco (o mucho) cómo disfrutar con alguien.

 

También hemos de mencionar la falta de iniciativa por parte de la persona para aprender más y las malas experiencias con otros hombres mala cama, contribuyen a que se reproduzcan los hombres mala cama. La edad no es un factor determinante, pues existen jovencitos que son unos diablos ocurrentes en la cama mucho más que unos veteranos (y viceversa).

 

¿Te interesa el tema, no? Si no te interesa, pues debería interesarte. Especialmente si quieres ser tomado un poco más en cuenta a la hora de tener sexo.

 

pareja feliz en la cama1.- ¿Sientes vergüenza en la cama?

Si en ese momento de acción, sudor y emoción tu compañero te dice: "Voltéate, grita, muévete, háblame sucio, etc"  y tu respuesta es negativa porque te da vergüenza y le pides que siga como va y termine, pues la cosa es grave. Eres uno de esos hombres MALA CAMA que pululan por allí. 

 

La timidez y la vergüenza no son pecados, pero si estas dos características te impiden realizar ciertas actividades cuando estás en plena acción, te quitarán puntos.... muchos puntos... Una cosa es que no te guste hacer ciertas cosas y otra muy diferente es que sientas vergüenza.

 

Así que cuando beses, besa con ganas. Cuando "hables por el micrófono", habla con ganas también! (hey, hey, hey... que no se te olvide que "aquello" no es de goma...).

 

2.- ¿Te vuelves mudo durante el sexo?

No aconsejamos que te pongas a gemir como estrella de película para adultos, pero el quedarte completamente callado no ayuda a nadie. Si no le das un poquito de apoyo auditivo él no sabrá si lo está haciendo bien.

 

Utiliza tu voz, suspiros, gemidos y tu cuerpo (comunicación no verbal) como herramienta para indicarle lo que te gusta (y también lo que no). ¿Te han dicho "cubito de hielo"?... Pues a romper el silencio!!! No seas un MALA CAMA!!!

 

pareja gay feliz en la cama3. ¿Eres calienta p-o-l l-a-s?

Hay mucha competencia allá afuera. Hombres de todas las edades, tamaños, colores y sabores que están compitiendo contigo por ese chico que te gusta. No tienes que enviar una foto en cuatro patas ni incitar las conversaciones más lascivas.

 

Pero si constantemente evitas abordar el tema sexual, los roces, las miradas lascivas y quedar para ver esa persona con la que llevas algún tiempo hablando, seguro eres un mala cama.

 

Marear a los demás no es nada sexy y es una forma de dejar bien clarito lo mala cama que eres.

 

4. ¿Nunca expresas lo que te gusta?

Es muy importante que le indiques a tu pareja sexual lo que te gusta y cómo te gusta. No tengas miedo de hablarlo. Recuerda que es mejor ahorrar un mal momento hablando antes que en plena acción, donde luego nadie disfrutará.

 

Las conversaciones sexuales suelen ser un magnífico preámbulo para una excelente sesión de sexo DEL BUENO, especialmente si hay sintonía. No esperes ser buena cama si no te has atrevido a preguntarle a tu compañero sexual sobre lo que le gusta o no. Tendrás que investigar un poco, saber qué un "fellatio", beso negro (black kiss), lluvia dorada (golden rain), cum face, swingers y algún otro tema de índole sexual. Si no sabes qué es aquello y dedices verle, puede que quedes como un hombre mala cama.

 

pareja115. ¿Sientes miedo a experimentar?

No tienes por qué hacer cosas que no quieres hacer, pero no le tengas miedo a tratar cosas nuevas. A veces tendemos a cerrarnos con cosas que nunca hemos experimentado y que si probáramos, tal vez le encontraríamos el gustillo. 

 

Un juguete, aceite para masajes o incluso algo tan sencillo como tener sexo en la cocina le da un toque picante a tu vida sexual. Cierra tus cortinas (o no) y deja volar la imaginación.

 

Si cuando por casualidad pasan por una sex shop y tu compañero te dice para entrar a curiosear, evita poner "cara de vampiro ante un puño de ajos" (a menos de que quieras dejar claro lo MALA CAMA que eres...)

 

6. ¿Eres poco proactivo en la cama?

Vamos a ver, una cosa es que seas un hombre pasivo y otra, muy diferente, que seas "una vaca muerta", recibiendo y disfrutando de todo un repertorio sexual del hombre activo que tienes en frente. Tampoco seas es hombre activo que pide, pide y pide y no da nada a cambio.

 

Si eres de esas personas que se quedan como muertas o de esos que que creen que el sexo se inventó para que otros te satisfagan, pues te debemos decir que no queremos que repases las páginas del kamasutra (aunque no le hace daño a nadie) pero ....¡muestra interés!

 

Trata de involucrarte y sacúdete de la estática corporal. El sexo es cosa de dos. Eso de que uno tenga que hacer todo aburre y te convierte en una muy mala cama.

 

pareja gay a punto de tener sexo7.- ¿Te sueles saltar el preámbulo?

Una vez por la cuaresma se vale saltarlos... pero no la mayor parte del tiempo!!! Es igual que con los motores, primero hay que calentarlo para sacar el mayor rendimiento: Los besos, las caricias y el jugueteo sexual son importantes para el disfrute de la ocasión.

 

Eso de buscar el "hoyo de golf" sin disfrutar de "todo el campo" sólo ocurre en la ficción de las películas para adultos. Es sólo eso: ficción.

 

8. ¿En la cama sueles creerte todo un actor p-o-r- n-o? 

El punto anterior nos trae a este otro. ¿Te has dado cuenta que hay hombres que sin preguntar suelen escupir, morder, nalguear, hacer daño, infringir dolor, etc a su compañero sexual?

 

No hay cámaras grabando, así que ten la gentilieza de preguntar si puedes hacer aquello o lo otro, a no ser que se pueda cortar el rollo inmediatamente o el otro te siga la corriente pero no vuelva a verte más

 

9.- ¿Sueles tener exceso de protagonismo en la cama?

Así como están los que se quedan como muertos en la cama, están los que se convierten en batidoras fuera de control (pasivos) o taladros monótonos (activos). Se quieren robar todo el protagonismo y el show, olvidando que el sexo es de dos personas.

 

¿Eres de alguno de estos grupos?

 

10.- El conformismo

Si has llegado hasta aquí leyendo, pues toma tu tiempo para mejorar aquello que crees que debes mejorar. No te conformes. ¿Crees que debes mejorar cómo besas? Pues hay que tomar medidas. ¿Crees que puedes ser un mejor pasivo o un buen activo? ¿Qué estás esperando? El momento para tomar medidas es ahora. Eso si, necesitarás práctica porque la práctica hace al maestro. El atleta gana la carrera entrenando. ¿Cuándo comienza tu entrenamiento?

 

Eso si, si descubres que tu compañero sexual es un analfabeta sexual, se gentil. No intentes darle clases porque lastimarás su ego. En su lugar y con mucho tacto, puedes dar pequeñas indicaciones. Con ello, contribuirás a que extingan los hombres mala cama que están en todas partes (todos los santos digan amén).

  

Diego de La Vega

(Ni el zorro, ni el hermanito de Erika)

 

Recomendamos ver también: 

 


    ¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

     

    Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER. 


    Pin It