hombre de treinta confundido¿Gays? ¿Bisexuales? ¿O sólo hombres que tienen sexo con otros hombres?

 

15.Oct.2018. Sexualidad. Los podemos encontrar en los bares heterosexuales, en sitios de cruising pero ya es posible conseguirlos a través de las aplicaciones para conocer a otros hombres. Sus perfiles destacan porque se definen como "hombres heterosexuales" ya que muchas veces están casados o tienen relaciones estables con una mujer.

 

El año pasado se publicaron varios estudios sobre este tipo de comportamientos: ¿Gays? ¿Bisexuales? O tan sólo son Hombres que tienen sexo con otros hombres.

 

El estudio de identificar hombres que tienen sexo con otros hombres que se sienten heterosexuales es fascinante para muchas personas, en ello, se encuentran luces de algunos poderosos conceptos que pertenecen a la identidad sexual, a la sexualidad y al lugar que se tiene en la sexualidad. Por esas razones, algunos sociólogos e investigadores buscan entender tales hombres y escucharles explicar como ellos encajan su concepción de heterosexuales si mantienen sexo con otros hombres.

 

 Amanda Hoffman y Hector Carrillo realizaron un estudio en la Universidad Northwestern en Estados Unidos y publicado en el Journal Sexualities, con el fin de entender a este grupo de individuos de la sociedad. Para ello realizaron 100 entrevistas a hombres que se identifican como heterosexuales pero tienen ocasionalmente sexo casual con hombres que buscan en internet.

 

Gran parte de su artículo consiste en fragmentos de esas entrevistas, las cuales fueron conducidas originalmente por tres mujeres investigadoras y finalmente por Carrillo y Hoffman. Ellos encontraron lo siguiente:

 

hombres atractivos"Esos hombres interpretan que ellas están exclusiva o principalmente atraídos hacia las mujeres y muchos concluyen que no tienen atracción sexual hacia los hombres a pesar de su deseo de tener sexo con otros hombres. Ellos definen su atracción sexual como una combinación entre la atracción emocional y física, con lo cual aseguran sentir ambos intereses hacia las mujeres, mientras que su interés hacia los hombres es principal o totalmente sexual, nada romántico ni emocional.

 

Más aun, algunos perciben que ellos no están atraídos hacia los cuerpos de los hombres tal y y como son atraídos hacia los cuerpos de las mujeres, encontrándose que algunos sujetos sólo están interesados en el pene. Hombres en algunos grupos no encuentran a otros hombres atractivos o guapos pero sí encuentran los penes atractivos, y de esta forma, ellos ven los pene como "dildos vivientes", o en otras palabras, objetos desectructurados de seos que proveen una fuente de placer sexual. Finalmente, como una estrategia gerencial para demostrar que sus intereses hacia las mujeres es mucho mayor y más intenso que hacia los hombres, ellos muchas veces limitan su repertorio de prácticas sexuales con hombres o las interpretan como menos importantes que sus prácticas con mujeres. De esa forma, ellos pueden decirse a sí mismos que su interés sexual hacia las mujeres es ilimitado, mientras que no es así hacia los hombres.

 

Todo esto contribuye a ese sentido de concebir una sexualidad que ellos califican como heterosexual, aun cuando algunos reconocen que sus sexualidades difieren de la heterosexualidad exclusiva, lo cual, los induciría a adoptar secundarias descripciones de sus identidades sexuales. Debido a la gran variedad de descripciones que realizan, todo parece reforzar una percepción de que la orientación sexual definida como heterosexualidad es elástica, en lugar de ser rígida y que el el grado de deseo de relaciones con hombres del mismo sexo no les expulsa automáticamente fuera de esa categoría. Y mientras que algunos están dispuestos a reconocer que su comportamiento sexual podría calificarse como bisexual - y en privado se identifican con esa etiqueta - ellos sienten que no existe contradicción alguna entre mantener una consciencia privada de ser bisexuales y una identificación pública de ser heterosexuales. De nuevo, esta conclusión está reforzada por la falta de incentivos sociales a adoptar una identidad bisexual."

 

cruisingEs interesante mantener estas ideas en la cabeza al leer las respuestas de los entrevistados. Tal es el caso de dos hombres que aunque tienen ocasionalmente sexo con otros hombres, dejan muy claro que ellos realmente les gustan las mujeres:

 

"Se lo que me gusta. Me gustan las vaginas. Me gustan las mujeres. Entre más, mejor. Besaría a una mujer en cualquier parte. Raramente abrazo a un hombre... Tengo una imaginación sexual sana y soy muy curioso sobre otras cosas en el mundo sexual que nunca he hecho... Algunas veces me vuelvo creativo y exploro... Así es como lo veo"  [Reggie, 28]

 

"Las mujeres son exquisitas... Puedo ver una bella mujer caminar en la calle e instantáneamente ponerme duro y cachondo. No creo que me haya pasado lo mismo con un hombre. Adicionalmente, no querría besar o hacerle el amor a otro hombre. Ellos serían como una experiencia sexual" [Charlie, 32]

 

Algunos de los hombres entrevistados sí pensaron que su comportamiento calificara posiblemente como bisexual, pero no quisieron dar el paso de identificarse como tal:

 

"Pienso que todo el mundo es un poco bisexual. ¿No es de eso que esta investigación trata? Hay una escala de acuerdo con el estudio de Kinsey... No es como el ex-presidente Bush diciendo que estás con nosotros o estás con los terroristas. Pienso que soy probablemente bi pero me presento al mundo como un hombre heterosexual. Internamente soy bi pero eso no es algo que la mayoría sepa. No estoy avergonzado, pero la mayoría de las personas son ignorantes y cerradas de mente." [Simon, 27]

 

"No soy abiertamente bisexual a la sociedad excepto en situaciones sexuales... y no tengo relaciones con otros hombres; Tengo una relación con mi esposa, quien es la única a la que amo. [Soy bisexual] con otros hombres a puertas cerradas" [Dustin, 28]

 

Además de ser la primera instancia en la historia que haya grabado que alguien comparara su orientación sexual con la doctrina anti-terrorista de George W. Bush's, el testimonio de Simon contiene un punto muy importante: Carrillo y Hoffman notan que la mayoría de los hombres entrevistados simplemente "no ven ninguna ventaja real o social que los llevara a adoptar una identidad pública como bisexual o gay".  En muchos casos no existe interés alguno de hacer algo así, con el fin de parametrizar sus encuentros sexuales con otros hombres.

 

hombre maduro pensativoOtra razón para tal parametrización que hacen estos hombres es que les permite a algunos hombres la oportunidad de explorar partes de su identidad que ellos no sentirían seguras en los parámetros heterosexuales:

 

"Yo controlo todo en mi vida sexual. Ya no soy el jefe en mi trabajo pero he estado en situaciones en las que he manejado cientos de p ersonas al mismo tiempo. Cuido de mi familia. Cuido de mis hijos. Soy un buen padre. Soy un buen esposo y soy el proveedor de mi hogar y de mi esposa... estoy a cargo de muchas cosas... Pero hay momentos en los que no quiero estar a cargo sino que quiero que alguien se encargue de mi... Eso me lleva hacia los bisexuales... Es algo como someterme a otro hombre o ser usado por otro hombre" [Russell, 54]

 

“Interesante” escribe Carrillo y Hoffman, “ser dominado por otro hombre les parece a ellos menos amenazador que ser dominado por una mujer, quizás porque esto podría ser llevado como una fantasía temporal, en lugar de que signifique cambio permanente en el género dominante.”

 

La misma dinámica sobresalió en uno de los últimos estudios que cubrí: la idea de que los hombres "reciben" algo del sexo que las mujeres no reciben, y eso sucede así porque hay una mutua total comprensión de que lo que ocurre es sólo sexo, de que las experiencias sexuales con personas del mismo sexo pueden ser puestas aparte en una misma identidad heterosexual. Puedes ser "un buen padre", cosa que muchos hombres lo relacionan con ser fuerte y heterosexual, mientras se tiene paralelamente un "desliz" con otros hombres. Desde esta perspectiva de ellos, estos hombres pueden tener las dos posibilidades: los privilegios de identificarse heterosexuales y el placer de relaciones con otros hombres, sin que su identidad sexual se vea amenzada.

 

Jesse Singal

Traducción del artículo "How Straight Men Who Have Sex With Men Explain Their Encounters".

 

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


fShare
3
Pin It