tarjetas credito10 Consejos en relación con las Tarjetas de Crédito

 

23.Jun.2016. Finanzas. Las tarjetas de crédito se han convertido en la principal fuente de deuda para muchos consumidores. Sin embargo, éstas pueden ser nuestros mejores aliados si las sabemos usar correctamente.

 

Mucha gente no sabe que las tarjetas de crédito se han constituido en instrumentos que son de gran ayuda como mecanismo de pago para los consumidores, siendo a su vez, un impulso para la economía de cualquier país.

 

Ahora que se acercan las compras decembrinas, es necesario tomar nota de estos 10 Consejos en relación con las Tarjetas de Crédito.

 

  • 1. No necesitas ser "mayor" para contar con una tarjeta de crédito

El hecho de que no estés preparado para comprar una casa o un carro, no quiere decir que no sea el momento de obtener una tarjeta de crédito.

 

De hecho, es recomendable que tan pronto los jóvenes empiecen a trabajar, obtengan una tarjeta asegurada.

 

Las tarjetas aseguradas son las que el banco otorga a sus clientes con un solo requisito: mantener un depósito en garantía. Los bancos están más dispuestos a otorgar una tarjeta de crédito asegurada y por esta razón, podría ser la mejor alternativa para personas que están comenzando en el mundo laboral, o están luchando por encontrar una entidad dispuesta a otorgarle crédito.

 No le tengas miedo a comprar en internet con tus tarjetas de credito

  • 2. No le tengas miedo a la tarjetas de crédito

Para comenzar, si se tiene la suerte de tener empleo o un ingreso relativamente seguro, se puede usar la tarjeta exclusivamente para el gasto corriente del hogar: pago de servicios (internet, televisión por cable, etc).

 

El uso de la tarjeta de crédito y pago habitual de las deudas contraídas no sólo hace que el titular obtenga un buen historial crediticio, sino también le permitirá acceder en el futuro a mayores créditos.

 

En Venezuela y gracias a la inflación, los precios de los artículos suben a una mayor velocidad que los sueldos y salarios. El contar con una tarjeta de crédito evitará el tener que dejar gran parte de un salario en la compra de un bien, permitiendo retrasar el pago a través de cuotas por un lapso de 36 meses.

 

  • 3. Aprende a administrarte

Mucha gente no sabe que con las tarjetas de crédito tenemos dos opciones:

 

  • Financiarnos pagando intereses: cuando efectuamos una compra y pagamos la deuda en cuotas en un lapso de 36 meses.

 

  • Financiarnos sin pagar intereses: cuando la tarjeta se encuentra en cero y efectuamos una compra, realizando el pago total de la deuda en un lapso 45 y 60 días. Esta es la mejor opción ya que es como si alguien nos prestara dinero por aproximadamente un mes sin cobrarnos intereses.

hombre atractivo pensando en tarjetas de credito 

  • 4. Desarrolla un plan de acción

Antes de usar las tarjetas de crédito debes tener en mente un plan de acción de cómo pagarás la deuda que quieres contraer. Dicho plan debe estar ajustado a la realidad y debe estar de acuerdo con:

 

  • Expectativas futuras. Si tienes expectativas de contar con una entrada de dinero fijo en el futuro (salario, sueldo, etc.).

 

  • La capacidad de repago. Si te queda dinero para pagar al menos el saldo mínimo luego de realizar los pagos fijos (alquiler/vivienda, comida, transporte, etc.).

 

Las deudas que se adquieren al usar las tarjetas de crédito son una responsabilidad que perdura con el tiempo tal y como lo es casarse, tener hijos o alimentar/cuidar de una mascota.

 

  • 5. Cuida tu límite de crédito

El límite del crédito puede ser mucho mayor que nuestros ingresos futuros. Como puede ser muy fácil gastar demasiado, es recomendable que mantengas en tu cartera las tarjetas con los límites más bajos, mientras que en casa se quedan las tarjetas con los límites más altos.

 

Es necesario que tengas mucho cuidado de no cargar a la cuenta más de lo que realmente se puede pagar en el futuro.

Revisa tus facturas de tarjetas de credito 

  • 6. Revisa tus facturas

Una vez que has usado tus tarjetas de crédito, sigue tu récord mensual. Recuerda que básicamente, si sólo haces el pago mínimo, estarás realizando el pago de intereses y muy poco de capital. En principio, es mejor realizar pagos superiores al monto mínimo.

 

Por otra parte, revisar las facturas con cierta periodicidad te permitirá detectar posibles fraudes a través de la clonación de tus tarjetas de crédito.

 

  • 7. Evita combinar créditos

Evite combinar el crédito con el de su esposa/esposo. Si alguno de ustedes se atrasa en sus pagos, afectará a ambos. En caso de un divorcio o muerte, el mantener el crédito separado prevendrá el daño de ambos historiales crediticios.

 

  • 8. Aprovecha las compras de deuda

Si tienes cuentas bancarias en varios bancos te darás cuenta que cada cierto tiempo, los bancos te llamarán para comprar deuda de otras tarjetas de crédito ofreciéndote una tasa de interés inferior por un lapso de tiempo.

 

Aprovechar estas oportunidades puede ser altamente positivo para tu bolsillo ya que en el fondo, estarás pagando menos intereses por tu deuda.

nuevas tarjetas de credito pueden ayudar al emprendimiento 

  • 9. Ten en cuenta que las tarjetas de crédito no son equivalentes al efectivo

Es aconsejable que dejes tus tarjetas en casa si eres de las personas que no puede evitar comprar un artículo en rebaja/oferta, realizas compras por impulso o sufres una compulsión por comprar cuando te vas a ver tiendas. En todo caso, el portar efectivo, es un buen método para evitar las compras por impulsos.

 

Las tarjetas de crédito no son equivalentes al efectivo pero si podrían ser tratadas como tarjetas de débito: no usarlas si no se tiene dinero en el banco para pagarlas.

 

  • 10. No rechaces nuevas tarjetas de crédito (si no te cobran comisiones)

En Venezuela no hay cargos por emisión de tarjetas de crédito como tampoco por reposición de plástico. Por tal motivo, no hay por qué rechazar las tarjetas de crédito. Con sólo mantenerlas en casa es suficiente. Una tarjeta de crédito disponible puede sacarnos de un apuro en el futuro.

 

Muchas personas después de haberse declarado en bancarrota o pasado por un embargo hipotecario, toman la errónea decision de evitar el crédito. En estos casos, lo mejor es hacer caso de aquél dicho que dice: "Si te caes del caballo, vuélvete a subir".

 

Magdiel J. Sevilla

@magdieljsevilla

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It