Dieta para marcar tus abdominales

 

19.Mar.2016. Cuerpo. Fuiste al GYM, a la playa o piscina y te diste cuenta que los abdominales perfectamente esculpidos estaban por doquier y los tuyos brillaron por su ausencia. Pues debes saber que tu rutina te sirve para ganar fuerza abdominal. Sin embargo, sin una alimentación especialmente indicada para esa grasa que se adhiere al abdomen, nunca lo lograrás. ¿Quieres una dieta para marcar tus abdominales?

 

 

De acuerdo con muchos especialistas, los abdominales son músculos bastantes pequeños y no basta con ejercitarlos para lograr resultados.

 

Para algunos, con una dieta de cuatro semanas puedes comenzar a ver resultados pues con los cambios específicos y progresivos en todos los grupos de alimentos (carbohidratos, proteínas y grasas), tendrás una alimentación inteligente cuyos efectos se van a notar en la desaparición de ese incipiente "flotador abdominal" que  esconde tu "six-pack".

 

Las recomendaciones a continuación vienen acompañadas de un buen sueño reparador y evitar el estrés.

 

  • Sólo dos rebanadas de pan

El pan debe bajar de cantidad y limitarla a sólo dos rebanadas y mucho mejor si son integrales, porque su fibra compensa la gran cantidad de carbohidratos simples que tomas (que se transforman con mucha rapidez en calorías y después en grasa). Recuerda que el pan es uno de los alimentos que proporciona más energía de corta duración.

 

  • Aumenta la frecuencia al comer

Te conviene comer dosis pequeñas y repartidas (5 o 6 veces) durante el día. Además de pescado, carne y huevos, comienza a comer nueces o incluso una barra energética entre horas. Al comer cada pocas horas, proporcionarás a tu organismo la energía que necesita, y de paso, reducirás la cantidad de grasa.

 

  • Olvídate de los dulces

Estamos programados para desear un trozo de torta o tarta a cualquier hora del día. Es muy probable que tu organismo te pida dulces una vez comiences con esta dieta. No veas esto como un castigo sino analiza qué puedes hacer cuando tengas estas ganas de comer dulces. Busca sustitutos: nueces, barras energéticas, etc.

 

  • Reduce el alcohol

OK. Seamos realistas. No te vamos a decir que dejes de ingerir alcohol. Eso si, nunca te vayas a bares con sed. En tal caso toma mucha agua antes de salir.

 

  • Consigue la máxima liquidez

Sustituye el pan o croissant por un batido de proteínas, aunque sin olvidarte de tomar una ración de lácteos y una pieza de fruta.

 

  • Ponte verde las 24 horas del día

Toma dos puñados de verdura en cada una de las comidas principales. Así mantendrás en forma tu sistema inmunitario y conseguirás los minerales y vitaminas necesarios para metabolizar la grasa.

 

 

  • Consume carbohidratos a la misma hora

Puede que te suene extraño, pero hacerlo así (ya sea antes de la comida al mediodía o antes de hacer ejercicio) es la mejor opción para quemarlos con rapidez. Cuanto más tardes en comerlos, menos tiempo tendrás de quemarlos.

 

  • Mete los carbohidratos en el sauna

Básicamente, intenta sustituir las raciones de arroz y pasta por verduras al vapor (las verduras llevan mucho más nutrientes).

 

  • Dile adiós a las frituras

Recuerda que un alimento frito tiene el doble de calorías que cocinado de otro modo. Ten en cuenta carnes y pollo a la plancha.

 

  • Lava tu estómago por dentro

El agua es imprescindible para ayudar a tu cuerpo a metabolizar las grasas. Un hombre necesita consumir dos litros de agua al día.

Aunque al principio puede que te cueste un poco, acabarás acostumbrándote rápido.

 

  • Controla los líquidos

Está claro que los jugos o zumos de frutas recién exprimidas llevan vitaminas necesarias para tu organismo. También contienen una gran cantidad de calorías y azúcares que no te ayudarán en la recta final para poder lucir tus abdominales.

Cámbialos por agua o limítalos todo lo que puedas.

 

  • Busca alternativas a la carne

No te limites a comer carne. Las proteínas también se encuentran en alimentos variados tales como las legumbres (granos, lentejas, garbanzos), los huevos y la soja. Recuerda que cuando consumas carne es preferible que sea de la mejor calidad posible y sin grasa.

 

  • Despídete de las grasas

Imagina una cucharada de aceite de oliva. Pues es la máxima cantidad de grasa que puedes tomar al día. Si te mueres por untar tu tostada con margarina/mantequilla, hazlo con mermelada baja en calorías.

 

- - - - -

Conseguir el aspecto que quieres requiere fuerza de voluntad. Examina tus hábitos alimenticios, encuentra los fallos y elimínalos. Crea nuevos hábitos y conseguirás tus objetivos.

 

Isaac Nathan Bloom

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Ver también:


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It