chicos gays en el baño del centro comercialConfesiones de Medianoche: "Chanceando o haciendo cruising en el Centro Comercial"

 

16.Ago.2016. Anécdotas. Hace algunos años, me pasó algo muy desagradable al "chancear" en un centro comercial.

 

Estaba en casa aburrido así que me fui a pasear a un centro comercial que queda cerca de mi casa. Allí vi a una persona que me gustó y que casualmente coincidí en el baño, casi a la hora del cierre del mismo.

 

Miradas fueron y vinieron, así que me acerqué a mi nuevo amigo y el morbo se fue a millón.

 

No pasó mucho tiempo después que un tipo que lucía como vigilante entró inesperadamente al baño y me "agarró con las manos en la masa", encontrándome arrodillado frente a otro tipo.

 

Me levanté apresuradamente y salí de allí como pude. Casi en modo "correr". Pero "el vigilante" me siguió hasta el estacionamiento y se instaló frente a mi carro, evitando que pudiera salir manejando.

 

El vigilante me decía que yo había cometido actos inmorales en un sitio público y que tenía que acompañarloMi corazón se me salía por la boca. A la final me dijo que si le daba dinero me dejaría ir. Se trataba de una extorsión. Pero yo estaba tan asustado que le entregué casi todo el dinero que cargaba en ese momento para llegar a casa sano y salvo.

 

Hace ya cuatro años, luego de salir del cine de otro reconocido centro comercial de la ciudad de Caracas pasó algo que "se cuenta y no

se cree".

 

Cuando terminó la peli, entré al baño y como noté que había "movimiento", me quedé un ratito, jejeje... pero tenía un amigo que me esperaba, así que decidí salir.

 

Cuando estaba saliendo, no pude creer lo que mis ojos veían:  estaba frente a mi ese mismo hombre que me había extorsionado años atrás. Estaba allí con el fin de detener a los "chanceros".

 

Verlo allí me produjo un hombre esperando en el baño de un centro comercialacceso de ira, una "calentera" vino a mi cuerpo al recordar lo que me había hecho algunos años atrás.

 

No se me ocurrió otra cosa que salir del cine y quedarme de pie enfrente de la entrada esperando a que él saliera con el grupo de jóvenes.

 

El "vigilante" se dió cuenta que mi amigo y yo lo estábamos observando y haciendo comentarios de él. Con actitud amenazante se enardeció al darse cuenta que lo señalábamos.

 

En ese instante sacó una radio que parecía de juguete y que lucía muy vieja. Enseguida comenzó a "radiar" pidiendo ayuda, diciendo "negativo, el individuo no se retira del sitio!".

 

Escucharlo me hizo reir, enfureciéndolo mucho más, lo cual hizo que se me acercara. Palabras más, palabras menos, estas fueron las palabras que nos cruzamos:

 

  • El "vigilante": dame la cédula de identidad!. Me dijo.

 

  • Yo: primero que nada, buenas tardes ciudadano, segundo, identifiquese, y tercero, infórmeme por qué debo darle mi cédula.

 

  • El "vigilante": si, si, si, déjate de tonterías porque tu sabes que te vi cometiendo actos inmorales en el baño del cine. Acompáñame por favor!. Me respondió groseramente.

 

  • Yo: ¿Cómo es la cosa? Le dije sin poder creer lo que él me estaba diciendo.

 

  • El "vigilante": que te vi cometiendo actos inmorales en el baño del cine, acompáñame por favor! Y no hagas escándalos. Vamos al sótano que allí esperaremos una comisión de la policía para que te levante un expediente - Me dijo.

 

  • Yo:  vale, vamos pues! - Le respondí.

 

hombre pensando sobre una camaMi amigo no entendía lo que sucedía y me dijo que me acompañaría. Yo no dejé que lo hiciera. Le pedí que me esperara que yo volvería enseguida.

 

Cuando el "vigilante" y yo bajamos un nivel vi a dos poli-chacao (policías del municipio) y me dirigí inmediatamente hacia ellos. El tipo me gritó varias cosas y se fue huyendo casi al trote por las escaleras mecánicas.

 

Le comenté a los policías lo ocurrido ya que mi sospecha era que ese hombre que me quería llevar al sótano no era ningún vigilante y que posiblemente quería extorsionarme por un acto, que de paso, no había cometido.

 

Los policías detuvieron al "presunto vigilante" que quería extorsionarme pero no pudieron hacer nada, porque no había flagrancia ni tenía dinero como para alegar que había extorsionado.

 

Los policías me confirmaron que cualquier tipo de contacto sexual en baños públicos es atentar contra la moral y las buenas costumbres. Y si alguien es descubierto en plena acción, lo único que recibirá es una AMONESTACIÓN, pero NUNCA puede ser detenido (a menos que en el acto se encuentre involucrado un menor de edad.

 

Valdría la pena NO exponernos haciendo cosas indebidas en sitios públicos. Los baños públicos son sólo lugares que deberían ser usados como baños públicos. En todo caso, es bueno saber que no hay necesidad de ser víctimas de extorsión. Especialmente cuando somos débiles y el morbo nos domina y nos roba el control.

 

Salut!

 

SexUCV

Artículo publicado en el sitio web network54.com/Forum/202926

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It