pareja que piensa que hombre con dinero está por encima de hombre guapoConfesiones de Medianoche: `¿Billete Mata Galán?´

 

27.Abr.2014. Anécdotas. Hace un tiempo tuve la oportunidad de conversar con un ex con el cual salí por alrededor de unos tres meses. Su nombre, Braulio.

 

Braulio y yo nos vimos, conversamos y nos actualizamos y el me contó sobre su última relación sentimental que tuvo con un tipo llamado Eduardo. Vale la pena acotar que esa relación comenzó mientras Braulio y yo aun estábamos saliendo. Es decir, se podría decir que Eduardo me sopló el bisteck.

 

El enterarme de esto me produjo un pequeño malestar estomacal, no porque sintiera algo por Braulio en ese momento, sino porque es algo que me pasa a menudo. Basta con que me interese por alguien para que le aparezca a la persona que me gusta un amiguito, un ex-noviecito, una ex-pareja, un resuelve, un mejor-amigo-2008, un peor-es-nada, etc., lo cual hace que esa persona comience a desaparecerse, y con ello, mi intento en tener algo serio con alguien.

 

Lo cierto es que Braulio comenzó a desaparecerse. Y la razón fue Eduardo.

 

Braulio y Eduardo tuvieron dos años y medio de repareja que piensa que amor con hambre no duralación. Inclusive vivieron juntos. Eduardo era una persona que acababa de tener un accidente y se encontrata en terapia por una de sus piernas. Esto pudo haber incidido en que Braulio se interesara mucho más. Creo que esto despertó un instinto paterno en él, un instinto de sobreproteger a otro, lo cual a veces tienen muchos hombres. Braulio atendió y consintió a Eduardo como a ningún otro hombre en su vida.

 

Eduardo vivía en un barrio más allá de Petare. Donde para llegar se habla de veredas. Se trata de un tipo de 27 años que aun cuando no pudo culminar su bachillerato, se ha desempeñado como gerente de empresas de comida rápida. Eduardo tiene competencias gerenciales y sabe manejar gente. Luego de empatarse, Braulio, un economista de 30 años, trabajador y "echao pa´lante", logró que Eduardo terminara el bachillerato (secundaria). Eduardo se graduó. Y no solo eso, logró que se inscribiera en un instituto para comenzar una carrera universitaria. Lo ayudó en sus cursos, en sus tareas y en muchas otras cosas más que ahora no vienen al caso.

Braulio estaba enamorado.

 

Luego de casi dos años de relación, Eduardo viaja a Europa. Esto sorprende a Braulio, pero Eduardo le explicó que se trataba de un viaje por trabajo. Lo curioso es que en las fotos del viaje nunca aparecieron los compañeros de trabajo. Luego Eduardo se compra un carro y un apartamento con la que se muda con su familia. Eduardo logra sacar a su familia del barrio. Las alarmas no estaban encendidas para Braulio. Esto sucede a menudo cuando uno está enamorado, pueden pasar mil cosas que prueben que algo anda mal y aun asi, dejarlas correr. Así es el amor.

 

Braulio comenzó a notar algo cuando las desapariciones de Eduardo se hicieron recurrentes. En un acceso de sensatez, desarrolló una estrategia y decidió conversar con su pareja.

 

hombre atractivoSegún me contó Braulio, palabras más, palabras menos, esta fue la conversación que ocurrió mientras hablaban abrazados una tarde de un sábado cualquiera en el nuevo apartamento de Eduardo:

 

  • Braulio: papi, ya tenemos casi dos años y medio de relación... ¿cómo vamos?

 

  • Eduardo: papi, bien... aunque creo que estamos convirtiéndonos más en amigos que en otra cosa.

 

  • Braulio: si... creo que tienes razón... pero ahora que vamos a ser amigos creo que deberíamos ser los mejores amigos del mundo.

 

  • Eduardo: si... no tengo rollos...

 

  • Braulio: te tengo solo tres preguntas...  ¿tu estás saliendo con alguien más?

 

  • Eduardo: bueno, no tanto como saliendo, pero si conocí a alguien...

 

  • Braulio: No te vayas a molestar... solo quiero que seamos amigos y comenzar sin mentiras... ¿te fuiste con ese alguien a Europa?

 

  • Eduardo: (pausa larga)... si papi...

 

  • Braulio:  No hay problema, somos amigos (decidido a sacarle más información mientras le acariciaba el hombro)..... Y esa persona te ayudó a comprar el carro?

 

  • Eduardo: si papi...

 

  • Braulio: ¿y también te ayudó a comprar este apartamento?

 

  • Eduardo: si papi... 

 

hombre atractivoBraulio se levantó de la cama, se despidió de los hermanos y de la mamá de Eduardo, quienes eran entendidos sobre la relación de ellos y se encontraban en la sala.

 

Braulio salió del apartamento. Eduardo no pudo hacer nada para detenerlo. Cuando Braulio se montó en su carró lloró como nunca antes ha llorado por alguien. Apagó su celular que ya tenía diez (10) llamadas perdidas de Eduardo y cinco (5) mensajitos. BraulioEduardo terminaron. No se han hablado y tampoco se han vuelto a ver.

 

Cuando Braulio terminó de contarme estas cosas me sentí mal. El malestar estomacal se convirtió en un dolor de cabeza que me tumbó y creo que tiene que ver con tres razones:

 

  • Porque me sentí mal por Braulio. Era obvio que Braulio se había entregado a la relación. Y esa persona no sólo le había retribuido con engaños y burlas porque había conseguido a alguien que le ofrecía un mundo de posibilidades financieras que Braulio no podía ofrecerle: ¿Billete mata galán?. Eduardo se fue por la vía rápida, la vía que lamentablemente toman muchos hombres y mujeres. Y mas en estos momentos de crisis económica que vive Venezuela.

 

  • Porque percibí que posiblemente Braulio nunca se recupere de esto. Es muy probable que mi amigo Braulio jamás vuelva a entregarse a una relación como lo hizo en ésta. Es más, es probable que él pueda afectar a otros si no logra curarse bien de este lamentable desenlace.

 

  • Porque me pregunto qué es lo que hay que hacer para dejar de interesarnos en las personas que no nos convienen. Me habría encantado tener algo serio con Braulio, pero luego de sus desaparecidas, no pude hacer mas nada que dejarlo pasar. La verdad es que sentí envidia de Eduardo, quien hizo que Braulio y yo terminarámos... tal vez yo fui muy independiente y autosuficiente para Braulio y por esto él prefirió a alguien que terminó desapareciendo también, esta vez por alguien que tenía más dinero.

 

¿Billete mata galán? cada quien puede formar su propia opinión al respecto. En mi humilde opinión, debo confesar que creía en el amor hasta el momento en que Braulio me contó esta historia.... pero ahora, luego de conocerla... todavía creo...

 

Diego de La Vega

(Ni el Zorro, ni el hermanito de Eirka)

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


 

Pin It