dos chicos en transporteConfesiones de Medianoche: `El acoso de otro hombre en el bus´

 

10.Feb.2021. Anécdotas. Hay gente que suele ligar sin problema en la calle. Una mirada. Una sonrisa. Un roce. No necesitan de entrar a una aplicación para conocer a otros hombres. Algunos suelen son más directos, otros más discretos. Pero son buenos ligando en la calle.

 

Envidio a esos hombres porque yo soy todo lo contrario. No se hacer esas cosas. Supongo que siempre he tenido miedo de mal interpretar cualquier señal y equivocarme haciendo "ojitos" a un hombre heterosexual que se vuelva agresivo y acabe moliéndome a golpes (en lugar de besos).

 

jovenes de marchaA veces creo que ese miedo también hace que me ponga muy nervioso, o en ocasiones algo incómodo, cuando es más que evidente que un hombre está ligando conmigo en la calle.Ya sea porque me mira mucho, porque me sonríe o porque roza con mi cuerpo casi de forma descarada. Me siento mucho más cómodo dentro de un bar o en una disco gay que en la calle.

 

Hace unos días recordaba que hace cinco años aproximadamente coincidí en varias ocasiones en el bus con un hombre muy particular. Coincidíamos a la salida de mi trabajo, camino a casa. Él se subía un par de paradas luego de la mía y por la cantidad de gente en el bus, siempre nos tocaba ir de pie. Su estrategia fue siempre la misma: aproximarse a mí y sujetarse en el mismo tubo donde yo me sujetaba. Luego, acercar poco a poco su mano hasta llegar a rozarme, hasta finalmente posar su mano junto mano a la mía.

 

hombre de pie en busRecuerdo que yo movía mi mano más arriba o más abajo, escapando del contacto, tal y como haría cualquier persona. Pero en unos minutos se volvía a repetir la misma escena.

 

Esto se repitió en tres o cuatro encuentros hasta llegar a la parada donde todos desembarcábamos para tomar el metro.

 

Nunca le dije nada. Nunca me dijo nada. Nunca me miró a los ojos. Nunca pasó algo más de allí. Recuerdo que para evitar que se repitieran estas "incómodas" situaciones, mi estrategia era ubicarme en un sitio del autobús donde él no pudiera llegar por la cantidad de gente de pieLuego cambié de trabajo y no volví a conseguirlo ni me ha pasado algo similar.

 

hombre en busPor una escena en una peli recordé esta situaciones y debo reconocer que me sentí estúpido. ¿Por qué nunca inicié una conversación? ¿Por qué él nunca inició una conversación? ¿Nos habríamos tomado un café juntos de haberlo hecho? ¿Habría pasado algo más? Tanto él y yo éramos unos hombres adultos. ¿Por qué él actuaba de esta forma? ¿Por qué yo actuaba así? ¿Seguirá él repitiendo esta táctica con otros hombres?

 

Y pensando en estas situaciones que a cualquiera le pudiera parecer risibles o ridículas, e intentando dar una explicación de porqué yo reaccionaba de esa forma tan infantil o pueril, recordé algo que me pasó en un bus hace muchos años y que pudiera explicar mi rechazo.

 

Yo tenía unos 12 o 13 años y estaba sentado en la última fila del bus. Yo miraba por la ventana sin percatarme que un hombre mayor se había sentado junto a mí. Poco antes de llegar a mi parada, sentí su mano derecha acariciando sutilmente mi pierna izquierda. Cuando me di cuenta, no podía creer lo que estaba sucediendo. ¿Por qué ese hombre me hacía eso? Recuerdo haberme sentido acorralado y con miedo. Estaba paralizado. No reaccionaba.

 

joven en busHay gente que llegó a criticar la indefensión de Hannah Baker en la escena de la violación de la serie de ficción "Por 13 Razones" (13 Reasons Why). Pero yo puedo decir perfectamente que es una reacción totalmente plausible.

 

Es un miedo ante lo que ocurre que te paraliza. Que te impide reaccionar con racionalidad porque mientras intentas entender lo que está pasando, realmente estás pensando en por qué te está sucediendo eso.

 

Mientras escribo estas líneas me pregunto:¿Por qué no hice algo? ¿Por qué no me cambié de puesto? ¿Por qué no me defendí ante ese señor que me faltaba el respeto? ¿Por qué no le dije algo a ese hombre?

 

dentro de un bus Fueron solo unos minutos que me parecieron eternos. Afortunadamente el bus llegó a mi parada. Recuerdo haber empujado al señor para poder salir mientras le "pedía permiso". Sentía el corazón que se me salía por la boca.

 

Esto sucedió hace más de veinta años, pero recuerdo perfectamente haberme bajado del bus desconcertado. Ya afuera, caminando hacia mi casa y sabiendo que el bus estaba a punto de seguir su camino, giré mi rostro para echar un vistazo. Ese hombre, ahora sentado en mi antiguo asiento, me miraba fijamente desde la ventana. Había estado sentado a un peligroso depredador

 

Me da escalofríos de solo recordar la escena y de que haya acosado a otros adolescentes/jóvenes como yo pero espero que se haya encontrado con alguien que le hada dado su merecido. Esas cosas no se hacen.

 

Mientras escribo estas líneas, me imagino que hay situaciones que nos marcan inconscientemente. Reconozco que me alegra haberme dado cuenta de que eso estaba allí. Que mi consciencia sepa lo que se aloja en mi subconsciente.

 

Volviendo a mi historia de hace cinco años, dudo que vuelva a coincidir con aquél hombre que perseguía mi mano a la salida de mi trabajo. Pero si eso llegara a ocurrir, esta vez no saldré huyendo. Prometo que iniciaré una conversación. Quizás acabemos tomándonos un café o unas cervezas a la salida del trabajo

 

... Y veremos qué pasa.

 

Zacarías S.

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también: 

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It