hombre muy delgado, posiblemente con anorexiaConfesiones de Medianoche: `No quiero seguir siendo un hombre que sufre de anorexia´

 

14.Nov.2018. Anécdotas. Me llamo Alberto, tengo 19 años y llevo dos años sufriendo de anorexia.

 

Todo comenzó al empezar una relación de pareja. Tenía un cuerpo más escultural, hacía anuncios y tenía books de modelo. Todo esto fue un referente que me animó a ponerme a dietaDebo decir que no padecía de sobrepeso, lo que quería era tener un mejor cuerpo de cara al verano.

 

Al principio fui perdiendo peso muy despacio y más tarde comencé a perder perso de manera brusca y rápida. Nunca me pesaba, yo me guiaba al mirarme al espejo y ver los cambios en mi cuerpo.

 

Durante año y medio nunca consideré tener un problema. Cuando la pérdida de peso comenzó a acelerarse me sentí atrapado y sin poder parar. Fue entonces cuando mi pareja decidió romper conmigo y yo caí sumido en una depresión. Perdí 15 kilos en menos de un mesEstuve un mes sin salir de la cama sin ganas, no sólo de comer sino de no hacer nada.

 

Ahora estoy en un centro especializado en trastornos alimentarios porque reconozco que necesito ayuda. Aquí no hay básculas y nadie de los que está aquí por la misma razón que yo conoce su peso. Por cierto, que somos un un grupo de hombres y mujeres y es que he entendido que esta enfermedad no entiende de sexos.

 

hombre atractivo que se escondeQuizás las mujeres pueden tener el valor añadido de tener más presión social sobre su cuerpo. Quizás por ello tienen más facilidad para reconocer la enfermedad y aceptarla.

 

En un futuro, la presión por la estética será por igual en ambos sexos. Ahoras hay más hombres de los que se cree que se preocupan por su cuerpo y por su imagen.

 

Durante mi hospitalización he tenido recaídas. Se que mi camino no es fácil. Pero deseo curarme.

 

No te queda otra. Mi día a día consiste en hacer pequeñas metas, muy minúsculas. Si intento grandes metas que se alejan de mi estado actual, fracaso porque se vuelven imposibles de alcanzar.

 

En los últimos años he perdido todo. Tuve que dejar mis estudios y dejé de salir con mis amigos porque la apatía y el cansancio devoraban mi estado de ánimo.

 

Echo me menos esa vida. Quiero poder salir y relacionarme. Lo más difícil es aceptar que tu vida ha dejado de ser independiente. Que todo ahora es control, que no puedes ir a dar una vuelta y que mi autonomía ha desaparecido por completo.

 

Esta enfermedad es cruel y se que la única forma de superarla es querer curarme. Yo se que puedo curarme. En un futuro me veo curado. Esta enfermedad se cura aunque es un camino doloroso y difícil.

 

Quiero ser el Alberto de antes. Quiero volver a estudiar y retomar una vida que se vio truncada por esta enfermedad.

 

Alberto 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


fShare
1
Pin It