hermanosConfesiones de Medianoche: `Mi hermano es gay... y yo también´

 

28.Nov.2016. Anécdotas. Mi hermano es menor que yo más de 10 años. Pertenecemos a dos generaciones distintas. Yo estoy en mis treintas y el en sus veintes. Yo soy un profesional laboralmente estable mientras que él estudia en la universidad. Vemos la vida de diferentes maneras y es que el mundo en que vivimos ha dado pasos agigantados en tan sólo diez años. Pero tenemos algo en común además de ser hermanos...  Mi hermano es gay... y yo también... 

 

Mi salida del armario

Uno de los momentos más difíciles de mi vida ha sido cuando salí del clóset, específicamente cuando lo hice frente a mis padres y ante mis dos hermanos, quienes son mayores que yo. Mi madre no paraba de llorar y mi padre parecía en shock, sentado, sin pronunciar palabra, sin mirarme a los ojos.

 

No soy quien para decirle a otros que deban salir del clóset. Pero en mi caso, yo tenía que hacerlo. Necesitaba que se enteraran por mí y no por nadie más. Necesitaba ser transparente para ellos. Cuando lo hice, experimenté una oleada de emociones. Sentí como un peso desaparecía de mi vida. Me sentí más liviano, me sentí libre y con muchas dudas: ¿Y ahora qué? ¿Qué será de mi? ¿Me tendré que ir de la casa? ¿Sufriré el rechazo de mi familia?

 

hermanosAfortunadamente, luego de aquél episodio no hubo cambios. Debo decir que mis padres nunca me hicieron la vida imposible, ni estuvieron molestos conmigo, ni me rechazaron, ni nada malo. A partir de entonces, simplemente no se habló del tema. Todos actuamos como si nada hubiese pasado. Dicen que de lo que no se habla, no existe.

 

Pero mi hermanito no estaba presente. El estaba muy pequeño para estar allí. Yo tenía más de diez años cuando mi hermanito nació. El era el único miembro de la familia que no sabía nada.

 

Mi ida de casa

Poco tiempo después decidí irme de casa. Quería mi independencia, tener mi propio espacio. Para ello me puse de acuerdo con unos amigos para alquilar juntos un apartamento cerca de nuestros trabajos...

 

... Pero quería también alejarme de casa porque no quería ser una influencia para mi hermanito. Había visto en él algunas conductas que me recordaron a mi cuando tenía su edad pero yo deseaba con todas mis fuerzas que mi hermano no resultara gay. Y si yéndome de casa ayudaba en ello, pues me iría.

 

Por otro lado, de alguna forma sentía que si mi hermanito resultaba gay, el resto de la familia me iba a culpar a mi. No quería esa culpa sobre mis hombros. 

 

hermanosLa salida del armario de mi hermanito

Y así pasaron más de diez años. Estaba seguro que yo era el único gay en la familia ya que en todos estos años fuera de casa de mis padres jamás vi algún detalle para sospechar. Qué equivocado estaba!!!

 

Un día estaba en que estaba en el trabajo recibo un whatsapp de mi hermano diciéndome que las cosas en la casa de mis padres nunca volverían a ser como antes. Cuando le pregunté por qué me contestó que porque le había dicho a mi mamá que él era gay, en una discusión que ambos tenían. Y que el sospechaba que yo también era gay. Así... todo por whatsapp... ¿es que ahora se sale del armario por whatsapp?

 

Jamás olvidaré sus "jajaja"en cada una de sus expresiones. Algo así como "Es que le dije a mi mamá que soy gay, jajaja"... "y yo creo que tu también eres gay, jajaja". Yo estaba en estado de shock. No sabía si era una broma, si alguien iba a aparecer en cualquier momento diciendo que mirara a la cámara indiscreta, que se trataba de una broma pesada. Inclusive recuerdo mirar a todos lados a ver si esa bendita cámara estaba por allí. Varias veces le pregunté a mi hermanito si hablaba en serio. Esperaba que me dijera que no. Que era una broma... "¡Feliz día de los inocentes!" Pero eso tampoco sucedió.

 

Cuando finalmente supe que era en serio. Le dije que la noticia me descolocaba por completo. El no lo entendía y me preguntó que por qué decía eso (todo por whatsapp, no nos atrevíamos a llamar). Le contesté que para mis padres sería muy duro tener no sólo uno, sino dos hijos gays. Cómo les costaría pasar por aquél trago amargo por segunda vez. ¿Cómo unos padres muy religiosos tienen a dos hijos gays en la familia?

 

hermanosSentí un vacío en el estómago. Ese día se me quitó el hambre. En mi mente, sin querer, repasaba las imágenes de cuando salí del clóset, mucho tiempo atrás. Y veía como yo les decía que era gay y luego, era mi hermano quien pronunciaba esas palabras. Era una pesadilla. Quería desaparecer de la faz de tierra al imaginar el dolor de mis padres por pasar por segunda vez por la misma situación que yo les hice pasar más de diez años antes. Me sentí culpable.

 

Recuerdo haberle preguntado a mi hermano si yo había hecho algo para que el fuera gay. ¿Se imaginan? Como si eso fuese posible, como si esas cosas se propagaran como un virus. Yo que había leído sobre el tema y sabía que tal cosa no era posible, estaba allí haciendo preguntas estúpidas.

 

Recuerdo haberle preguntado que si estaba seguro y que si ya había estado con otro hombre. Preguntas que no me respondió y que entiendo. Lo peor es que me sentía decepcionado. Quería ver a mi hermanito casado, con sobrinos. Sentí en carne propia lo que debieron sentir mis padres cuando le dije que era gay. Qué ironía de la vida!!!

 

Deseaba que mi hermanito no resultara gay. Que no pasara por las cosas que he pasado yo. Que no conociera este mundo que tiene su parte sórdida. Que no fuera parte de un mundo difícil, lleno de hombres que no están listos para una relación, que sólo buscan sexo o que no saben qué hacer con sus vidas, porque desde pequeños nos enseñan cómo son las etapas que debemos vivir en el mundo heterosexual pero nadie sabe cuáles son las etapas que hay que vivir en el mundo homosexual. Quería que no fuera gay para evitarle el ser lastimado por amigos que dan la espalda por no comprender que la orientación sexual no nos define como personas. Que no fuese parte de esa minoría de la cual muchos heterosexuales se burlan, creyendo que somos de segunda categoría.

 

hermanosMi hermano y yo

Por alguna razón asumí la misma reacción que mis padres: nunca más he vuelto a hablar el tema con él. El tampoco ha sacado la conversación. Entre mis hermanos no ha habido mucha comunicación en relación con cosas personales. No se si sea mejor hablarlo o dejar todo como está. No vivimos en la misma ciudad. No me imagino yendo a un bar con mi hermanito, estoy seguro que se me bajará la tensión cuando vea su perfil en Grindr y me sentiré muy extraño cuando conozca a sus noviecitos o tires. Aun me falta mucho por superar.

 

Sin embargo, he estado pensando que uno de mis deseos para el año próximo será acercarme más a él. Quizás necesite más de mi apoyo y de mi comprensión. Quizás necesite orientación, cosa que nunca tuve. Tal vez él no lo sepa, pero le quiero mucho y estoy muy orgulloso de él pues pronto finalizará su carrera universitaria.

 

Deseo con todo mi corazón que en el ámbito sentimental le vaya mucho mejor que a mi. Y si eso no ocurre, espero estar allí para apoyarlo pues de lo que estoy convencido es que él siempre será mi "hermanito", sea joven, sea viejo, sea gay o no.

  

El Brother

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It