hombre viendole el paquete a otro hombreConfesiones de Medianoche: `Soy un hombre heterosexual y me gusta ver los paquetes de los hombres´

 

10.Nov.2016. Anécdotas. Si. Así como has leído en el título. Soy heterosexual y me gusta ver los 'paquetes' de los hombres¿Y qué? ¿Que no crees que soy heterosexual? Tu problema. Lo soy. Me gustan las mujeres. Entre más divinas, mejor. Ahh y no crean que porque soy divorciado, entonces me gustan los hombres. Te equivocas. No tengo sueños eróticos con ellos. No me provoca caerme a lenguetazos con ellos ni me apetece ninguna "metedita de mano". Ni de ellos a mi, ni de mi hacia ellos... Pero si... lo reconozco... me gusta ver los 'paquetes' de los hombres

 

Las mujeres están codificadas para mostrar, los hombres no

A veces no entiendo por qué me gusta. En un tiempo pensé ir a terapia. Pero ya lo superé. Es así. Quizás todo comenzó cuando me di cuenta cómo la moda masculina ha cambiado con el tiempo. Basta con ver un partido de futbol de los años 70-80 para darse cuenta que ahora los shorts son más largos y las camisas más anchas. Igual ocurre con el baloncesto. Y entonces a las nuevas generaciones nos inyectan esa semilla apenas nacemos: que mientras más grande la ropa que usamos seremos más "masculinos", "machos", etc. 

 

Con las mujeres pasa lo contrario. Entre más muestran, mejor. Por ello vemos ahora a jovencitas y no tan jovencitas con shortcitos "cacheteros" con los cuales se le sale una y parte de la otra y no pasa nada. Todos aplauden. Incluso los padres de esas jovencitas, que las dejan salir a la calle de esa forma. 

 

hombre en bañadores tipo speedo¿Qué me dices de las tetas? Ahora todas las mujeres quieren operarse con el fin de aumentar su "autoestima", sean de mediana edad, sean maduras o jovencitas. Las quinceañeras ya no quieren celebrar sus quince años. No que va.

 

Ahora sólo quieren una sola cosa: en lugar de una fiesta, quieren como regalo una operación para tener dos poderosas razones. Luego de esa operación, no tienen reparo alguno en mostrar con orgullo lo que su Dios-Cirujano les dio. Más de una me ha llevado al baño para mostrarme cómo les quedó la operación. Y entonces cambian su forma de vestir. Entre más escotadas, mejor. Mostrar, mostrar, mostrar. Y yo feliz.

 

Ni se diga de la televisión en donde se crean telenovelas con nombres que se aferran en nuestras mentes, seas hombre o mujer: "Sin tetas no hay paraíso". Entonces la mujer siente presión y nosotros, nos babeamos por un buen par.

 

Pero en ninguna novela se aborda el tema del tamaño del pene del hombre. Es tema tabú. Como si no importara. Como si no existiéramos. Y claro que importa!!! Basta con entrar a un sitio porno para ver millones de avisos publicitarios para aumentar el tamaño del pene. Claro que nos preocupa. Pero somos marginados. Y día a día somos forzados a esconder. A no hacer ningún alarde de nuestra sexualidad.

 

hombre viendo el paquete de otro Los hombres no estamos programados para mostrar

No hay nada más incómodo que nadar con esos shorts de "surfistas". Y vamos a estar claros. Los hombres no somos surfistas, pero queremos esos shorts para la playa, para el río y para nadar. Cómo nos cuesta usar un traje de baño. Y para correr, cómo nos cuesta usar una lycra. Nos da demasiada vergüenza el que se insinúen nuestras partes.

 

Por alguna razón sentimos que nuestra masculinidad está en peligro si usamos esas prendas. Si. Esa es la razón. Son pocos los hombres heterosexuales que han pasado esa barrera: los ciclistas profesionales y cuasi profesionales, algunos corredores, y efectivamente muchos gays. Pero no es su condición sexual los que los hace comprarse esas prendas. No. No. Es que los gays han superado la barrera del 'qué dirán'. Muchos hombres no. Vivimos llenos de temores e inseguridades.  

 

Por ello, cada vez que salgo a hacer deporte o voy a la playa, celebro cuando veo un hombre en lycra o en traje de baño/bañador. Son mis prendas favoritas. Porque se tratan de prendas ambiguas. Es como insinuar sin mostrar.

 

A través de estas piezas, por las formas, la luz y las sombras, se puede intuir cuando un hombre puede ser dotado (largo o grueso), circunciso y en ocasiones, se puede saber si es "cabezón" (pene cabezón: dícese del hombre con glande grande). Nunca se tiene la certeza, pero si se puede hacer una aproximación. A los dotados se les puede ver largo

 

Siempre me fijo para qué lado anda el pequeño amigo: si para la derecha, si para la izquierda, o si se encuentra en posición fetal hacia abajo. Creo que nunca está hacia arriba y si algún día lo veo, me acercaré a saludarle y le preguntaré cómo hizo para hacer aquella proeza.

 

hombre con bultoA veces disfruto más en la playa. Allí me doy banquete porque tengo mis lentes oscuros, así que puedo fijarme para detallar mucho más. En ocasiones, me entretengo mucho cuando veo cuando a los hombres les viene una repentina erección. Es allí cuando comienzo a investigar qué pudo haber sido: una novia que anda muy sobona, una chica que pasó por allí de buen cuerpo o sencillamente otro chico que captó su atención. Ellos no lo saben, pero justo en ese momento brindo por ellos. Por atreverse. Por desafiar los cánones del mundo de hoy. Inclusive, últimamente celebro cuando los hombres llevan esos pantalones que se les marca todo. Siempre me digo, bien... bien... punto para ti!!!

 

Por otro lado, cuando veo a un hombre con una lycra y un short encima me pongo de mal humor, así como cuando usan ropa interior debajo o cuando veo en la playa a esos hombres con esos shorts super incómodos para nadar. Por mi mente pasa que ese hombre es otra víctima de la sociedad, como yo. Yo tengo treinta y muchos y creo que ya no puedo cambiar eso. Soy un perdedor. No me atrevo a usar ni una lycra ni un traje de baño. La vergüenza puede más.

 

Escribo este texto para drenar, porque no me atrevería confesarlo a nadie, ni a mi compadre, ni a mi mejor amigo y mucho menos a mi familia. Creo que este texto sería para esa sección que tienen ustedes que se llama "Confesiones de Medianoche".

 

A mi no me queda más que celebrar cuando a un hombre se le marca el bulto. Y a veces me desconcierto un poco cuando me descubro fantaseando sobre qué color tendrá, cómo será erecto y si será más grande que el mio. Eh, eh, eh... ya se lo que estás pensando... que soy gay... ¿Verdad? Que no, que no!!! ¿Pero cómo te lo explico? No soy gay.

 

¿Qué? ¿Que como estoy tan seguro? Pues es una pregunta fácil de responder: que me gustan las mujeres, hombre!!! Nunca he fantaseado con otro, no me gustan las chupetas de carne y nunca me dejaré puyar, a menos que se trate de una verdadera inyección. Ahhh y los supositorios están prohibidos terminantemente. Eso jamás!!! Primero muerto que bañado en sangre.

 

Que ya te lo dije... que soy heterosexual... y me gusta ver paquetes... ¿Y qué? 

  

Elmirón

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


Pin It