hombre homosexual y testigo de jehovaConfesiones de Medianoche: `Me enamoré de un Testigo de Jehová´

 

26.Nov.2017. Anécdotas. Me llamo Alejandro y me atrevo a contarles mi historia. Aunque hasta este momento no he podido resolverla, me gustaría que la publicaran en su revista web. Cityvega.com siempre me ha parecido una revista web interesante y hasta educativa!!!

 

Hace un par de meses, estaba en casa de unos amigos celebrando la graduación de uno de ellos. Alguien tocó a la puerta y poco presté atención. Pero al ver a la persona que entró quedé deslumbrado. Era un moreno alto y bello. Hice todo lo posible por escuchar su nombre. Se llamaba Samuel. Lo escuché cuando fue a felicitar al graduando por su gran logro.

 

Estuve pendiente de él toda la noche. El estuvo bebiendo y hablando con todos. Tuve la suerte de que me lo presentaran esa misma noche. Conversamos un buen rato, y como era de esperarse, al final de la noche intercambiamos nuestros número.

 

Al día siguiente me escribió. Me comentó que yo era muy agradable y que le había gustado mucho. A partir de allí comenzó a escribirme. Me escribía muy bonito. El estaba muy interesado en mi. De hecho, un día me invitó al cine y acepté. A partir de allí me invitó otras veces más, y no solo para el cine sino también a pasear a los centros comerciales, a ir de compras y a cenar.

 

Era obvio que el andaba tras de mi. El me gustaba, aunque no del todo. Pero con tantos detalles poco a poco me interesaba más en él.

 

hombre gay y testigo de jehovaLuego de unas semanas Samuel se perdió. No supe nada de él por un lapso de cuatro meses aproximadamente.

 

Entonces decidí buscarlo. Traté de retomar el contacto hasta que pude dar con él.

 

Sin embargo, las cosas ya no eran igual que antes. Ahora era yo quien andaba tras de él. Era yo quien lo invitaba a salir, al cine, a comer y a todas las cosas que hacíamos antes juntos. Es curioso, pero ahora era yo quien lo estaba enamorando.

 

Recuerdo la noche en que finalmente estuvimos juntos. Fue una noche maravillosa. La más increíble de mi vida. Luego de ese encuentro entre Samuel no me quedó dudas de Samuel era el hombre de mi vida.

 

Al día siguiente Samuel se fue a su casa y yo a la mía. Pero las cosas dieron un giro de 180 grados los días siguientes.

 

Samuel dejó de escribirme. Dejó de responder mis mensajes. Ya no respondía mis llamadas. Me evadía.

 

Allí entendí que Samuel solo quería tener sexo conmigo... "Sexo y adiós conmigo". Sin embargo, el haber compartido tantos momentos agradables me hacía resistir esa idea que tanto vagaba por mi cabeza.

 

Comencé a buscarlo de nuevo. Cuando contestaba el teléfono me decía cualquier excusa para evitarme. Que saldría tarde del trabajo, que tenía que estudiar, cualquier cosa.

 

Un día, para mi sorpresa, Samuel aceptó una invitación que le hice para almorzar juntos.

 

chico triste y reflexivo por la religionLuego de preguntarle cómo estaban sus cosas y hablar de cosas triviales, me armé de valor para preguntarle por qué había dejado de escribir.

 

Samuel evitaba mi mirada. Pero también se armó de valor y me contó que tenía que dejar de verme porque era Testigo de Jehová y su religión no le permitía ser homosexual.

 

Su respuesta me descolocó un poco. Sin embargo, le contesté que no me importaba su religión. A mi solo me importaba seguir viéndolo, compartiendo con él y conocerlo mejor.

 

Samuel me contestó que eso no podía pasar. Que no podíamos seguir viéndonos. Pero la cosa no terminó alí. Fue algo doloroso escuchar de sus labios que se había tenido que arrepentir de todo lo que había pasado aquella noche. Nuestra noche juntos...

 

Samuel me confesó que lo sucedido aquella noche fue un error de su parte, que había perdido la cabeza.

 

Me sorprendió mucho más cuando me confesó que me quería. Que tenía sentimientos hacia mi, pero que no podía faltar a sus creencias ni a su religión porque "Dios todo lo ve".

 

Le insistí que que su posición no era la mejor opción. Que no valía la pena reprimir sus sentimientos ni desechar todo lo que habíamos compartido.

 

Le dije que Dios nos acepta como somos porque todos somos Hijos de Dios. Samuel me respondió que Dios no apoya la homosexualidad y que sólo nos acepta si nos arrepentimos de lo que hacemos o lo que hicimos. Samuel piensa que no somos hijos de Dios si somos homosexuales y fue enfático en que con su comportamiento "le había fallado a Dios" pero que quería rectificar y por eso se alejaba de mi.

 

hombre atractivo religiosoHasta el momento, Samuel mantiene su palabra. Han transcurrido tres meses desde aquél almuerzo. En ocasiones me siento engañado y usado. Fue el quien me buscó en primer lugar... ¿pero cómo competir?

 

Samuel no me dejó por otro hombre sino por su religión.

 

Aun me cuesta entender lo que pasó. Soy católico aunque hace tiempo que no asisto a una iglesia. Pero no estoy de acuerdo con que tengamos que reprimir nuestros verdaderos sentimientos por culpa de una religión.

 

Si Samuel no fuera Testigo de Jehová, Samuel estaría conmigo. Su religión no le permite expresar sus verdaderos sentimientos hacia mi.

 

Quizás Samuel no quería lastimarme, pero no puedo evitar sentirme lastimado.

Espero recuperarme.

 

Alejandro

Barquisimeto, Edo. Lara

Venezuela

 


¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas, vivencias, experiencias, o cualquier cosa que se te ocurra? Con nosotros puedes hacerlo enviándola a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Con gusto publicaremos tu boceto, tu idea o tu texto en nuestra sección Confesiones de Medianoche. Anímate!! 

 

Recomendamos ver también:

 


¿Quieres compartir un comentario, observación o duda sobre este artículo o cualquier otro? Escríbenos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mantente informado sobre cada una de nuestras publicaciones agregándonos a tu FACEBOOK y/o a tu TWITTER.


 Comentario enviado por José Rojas el 20/Nov/2013:

 

Pues la verdad no creo que ese chico sea Testigo de Jehová, y te explico porque, tu dices:

 

1.- "Estuve pendiente de él toda la noche. El estuvo bebiendo y hablando con todos."
BEBIENDO???? Qué!!! primero un verdadero Testigo de Jehová jamás te va a beber, y si lo hace y le gusta jamás se va a exponer a que lo vean, porque sabe que lo criticaran, y eso llegara a oídos de su iglesia.

 

2.- "al final de la noche intercambiamos nuestros número." El mismo día? Si puede ser, pero que rápidamente o sea que al día siguiente te dijo que le gustaste, que le llamaste la atención?! Es otro indicio, ellos tienden alargar la situación y demostrar que no son gays, sino que son mente abierta.

 

3.- Tú no dices nada acerca de la vestimenta que llevaba ese día y los otros días, pero un testigo de Jehová siempre lleva corbata.
Con esto te quiero decir; que pienso que no era testigo, más bien creo que sus padres son los testigos y por eso él tiene sentimientos encontrados. Y para terminar contigo de una manera que "no te rompiera tanto el corazón" te dijo que el era Testigo de Jehová.

 

Analiza muy la situación y averigua si realmente esa fue la razón... u otra, no puedes descartar otra. Si de algo te sirven mis palabras y con esto que te digo tú reaccionas, entonces búscalo y trata de rescatar esa relación, recuerda que tocar la puerta no es entrar.PD: Conocí experiencias parecidas muy de cerca, por eso te escribo.

 

José Rojas.
Caracas.

Enviado desde mi iPad


Comentario enviado por Francisco Oquendo el 01/Dic/2013

 

Hola, ciertamente que con eso no puedes competir, pero seria interesante que leyeras el capitulo 17, 18 y 19 del primer libro de Samuel y se lo haces leer a el también  a ver qué te dice!!!

 

Saludos desde Maracaibo!

 

Enviado desde mi Windows Phone


 

Pin It